Populares

Redes sociales

viernes, 23 de enero de 2015

Cahill hace pasar a Australia a semifinales y espera rival

Brisbane, 20 de Enero, Tim Cahill acabó con la defensa China en los cuartos de final de la AFC Asian Cup con dos goles que ponen a los anfitriones en semifinales. La historia dirá que Cahill y Australia en su conjunto triunfó sobre China, pero ésta comenzó arrinconando a los de Postecoglu gracias a un buen entramado táctico diseñado por el francés Alain Perrin, que ha vuelto a situar a China en el mapa futbolístico asiático tras dos torneos en los que no pasaba de la fase de grupos.
Este espejismo duró apenas 20 minutos. Porque a partir de ahí, los Socceroos, con Luongo y Cahill a la cabeza, comenzaron a dominar y pusieron varias veces a prueba a un acertado Wang Dalei. China, por su parte, se acabó encomendando al ‘Maradona chino’, el delantero Wu Lei al que los centrales australianos no supieron anular en todo el partido. Pese a todo, la primera parte finalizó con 0-0 y con una Australia arrolladora. Y, entonces, llegó el momento del capitán Cahill.
Doblete con sabor a leyenda
A sus 35 años, Tim Cahill es todo un mito del fútbol australiano. Hijo de padre inglés y de madre samoana, tuvo problemas para poder jugar con la selección australiana porque, con 14 años, disputó un par de partidos con Samoa sub 20 y según la normativa vigente, debía ligarse a esa federación de por vida. Pero en 2004 la FIFA cambió las normas de elegibilidad y Cahill pudo elegir entre Inglaterra, Irlanda (por su abuela), Samoa y Australia para seguir su carrera internacional. Y eligió a su país de nacimiento.

80 partidos más tarde y 39 goles después, el futbolista de New York Red Bull es el máximo goleador histórico del combinado de Oceanía, al que ha situado ya en las semifinales del torneo asiático del que es anfitrión. Y lo hizo con dos goles que demuestran todo lo que significa Cahill para Australia: El primer gol fue una espectacular chilena que levantó a todo el público de sus asientos. A Tim se le reconoce su excelente capacidad goleadora con la cabeza, sin duda uno de los mejores cabeceadores del fútbol mundial en los últimos 20 años, pero sus goles no suelen ser muy acrobáticos.
El gol de chilena quedará para la posteridad de cuán importante era este futbolista para los ‘Canguros’. El segundo, y como no podía ser de otra manera, fue con la testa. Corría el minuto 65 y el partido ya estaba finalizado gracias a dos zarpazos de su número 4. Cahill había deshecho la muralla china planteada por Perrin y había conquistado los cuartos de final. Ya espera rival en las semifinales de ‘su’ torneo.
Estadísticas
Resumen

0 comentarios:

Publicar un comentario