Populares

Redes sociales

jueves, 22 de enero de 2015

Corea del Sur, pasa a semifinales en tiempo extra


Melburne, 22 de Enero, Fue una lucha sin cuartel. Un partido digno de los cuartos de final de una máxima competición continental como es la Copa Asia donde se enfrentaron dos equipos con aspiraciones muy diferentes. La República de Corea estaba casi ‘obligada’ a ganar, por equipo y por tradición futbolera mientras que Uzbekistán, gran sorpresa de la edición de 2011 llegando a semifinales, partía con el aliciente de la falta de presión. Pasar la fase de grupos ya había sido una gran noticia para ellos. Al final, Corea del Sur se impuso en al prórroga por 2-0 gracias a dos goles de Son Heung Min. 

Corea del Sur alcanza las semis de esta competición por 3º ocasión consecutiva 

Pese a la diferencia de nivel y a la pronta lesión de la estrella uzbeka Ahmedov, se vio un partido equilibrado, con ocasiones por ambos bandos que, sin bien es cierto, eran más claras del lado coreano. De hecho, si no llega a ser por un inconmensurable Nesterov, el partido se hubiera decantado de lado coreano mucho antes. Pero no fue así, y los 90 minutos finalizaron con empate a cero goles. En la prórroga, el futbolista del Bayer Leverkusen, Son Heung Min, decidió brillar por primera vez en la Copa. 

Renqueante de una lesión y sin haber podido realizar su mejor juego en los partidos de la fase de grupos, Son Heung Min partió como titular por segunda vez en esta Copa y demostró sobre el terreno de juego que era el mejor futbolista sobre el tapete verde de Melbourne. 22 goles en 5 partidos se habían cantado en ese estadio durante esta competición, pero en este Corea del Sur-Uzbekistán se retrasaron hasta la prórroga. 

Stielike cambió el partido 
Como futbolista, el alemán Uli Stielike destacó por su entrega y su brega sobre el terreno de juego, no exento de calidad con el balón en los pies. El último gran fichaje de Santiago Bernabéu como presidente del Real Madrid demostró que esa capacidad táctica la ha sabido trasladar e incorporar a su labor actual como técnico de la República de Corea. En el minuto 82 de partido, dio entrada a Han Kook-Young, un centrocampista, y retiró a su ‘9’, pasando a ocupar esa posición Heung Min Son, muy incisivo durante todo el partido. Poco antes, había dado entrada al veterano carrilero Cha Du Ri. Gracias a esa maniobra acabó ganando el encuentro. 

El jugador del Seúl fue un puñal por banda derecha, como durante todo el torneo y sus subidas se convirtieron en un constante dolor de cabeza para la defensa uzbeka, muy blandita. Y ahí vino el primer gol coreano, en una jugada pasiva que la defensa no acertó a despejar acabó en remate de cabeza de Son en boca de gol. Imparable para el, hasta el momento, enorme Nesterov. Era el minuto 104 de partido. 

Con Uzbekistán volcada al ataque, Cha Du Ri olvidó que tenía 33 años y comandó un veloz contraataque que remató de nuevo el futbolista del Bayer Leverkusen, completamente solo dentro del área. 2-0 y Corea del Sur alcanzaba las semifinales de la competición por tercera ocasión consecutiva. La conexión ‘alemana’ funcionó. 
Estadísticas

Resumen

0 comentarios:

Publicar un comentario